Los platos lisboetas suelen ser generosos, por lo que no es necesario que pidas en exceso, ya que con un plato, bebida y postre, estarás más que saciado


En esta entrada te enseño algunos locales donde comer en Lisboa, y que son los últimos que he probado durante los días que me acerqué el pasado mes de octubre para hacer el taller de foto de calle Fotografía la ciudad, con Jota Barros, de Rubixephoto. He optado por ordenarlos colocando primero cuatro sitios donde desayunar o merendar, y luego tres lugares para comer o cenar. Al final te doy tres opciones alternativas que son céntricas y baratas. Estos tres no son locales tradicionales, pero son opciones que vale la pena tener en cuenta.

Todos cumplen con tres objetivos: son asequibles, céntricos y te ofrecen platos elaborados con productos locales.

Otro dato importante: los platos lisboetas suelen ser generosos, por lo que no es necesario que pidas en exceso, ya que con un plato, bebida y postre, estarás saciado.

Vamos allá:

O PAO DA RIBEIRA

No es el más barato ni el más céntrico, aunque sólo te tendrás que alejar un poco de la praça da Comerço, hacia praça Duque da Terceira, con lo que darás un paseo muy agradable. Buen trato y ambiente cercano. La decoración es nueva, pero con un aire lisboeta. Una muestra más de que toda la ciudad se está renovando por completo y adquiriendo unos aires nuevos sin perder su esencia.

Yo pedí un café con leche, zumo de naranja natural, y un pastel de nata. Precio por persona en octubre de 2018: 4’60 euros.

–> Ubicación: Rua Bernardino da Costa 36Lisboa 1200-053, Portugal

 

PASTELARIA NÉNÉ

Justo antes de entrar en a praça do Comerço, tienes esta pastelería, con aires de café de toda la vida, y cuyo punto fuerte es la ubicación. Podrás tomarte tu café divisando al fondo el río Tajo. También tienen terraza en plena calle, con lo que puedes comer platos no muy elaborados en el punto más céntrico de la ciudad.

Aquí pedí un zumo de naranja natural y un pastel de nata. Precio por persona en octubre de 2018: unos 3 euros.

–> Ubicación: Rua AugustaLisboa, Portugal

 

MANTEIGARIA

Si vas a Lisboa, tienes que acercarte a esta pastelería, en el barrio Alto de la ciudad, donde podrás ver en directo cómo elaboran los pasteis de nata. Mucho más buenos que los que encuentras en Belem, de los que ellos insisten en diferenciarse. Si tienes un poco de suerte, no te tocará hacer excesiva cola. El local es bastante menudo, pero vale la pena sentarte un rato en la barra y contemplar el ambiente de turistas y visitantes, mientras ves cómo preparan los pasteles.

Un pastel de nata, el auténtico, cuesta un euro. Aquí me invitaron, por lo que no acerté a fijarme en el precio del café, pero resultaba más que asequible.

–> Ubicación: Rua do Loreto 2 | Largo de CamõesLisboa 1200-242, Portugal

Haciendo pasteis de nata en Manteigaria

Haciendo pasteis de nata en Manteigaria

CONFEITARIA NACIONAL

Después de tres veces en Lisboa, tenía esta asignatura pendiente. Fundada en 1829, esta cafetería te ofrece auténticas delicias dulces. Es la confitería más antigua de esta ciudad, por lo que siempre es una tentación consumir alguna de sus propuestas. El ambiente es un poco agobiante, ya que siempre está a reventar de visitantes, pero lo compensan con el trato exquisito y cercano del personal

En este caso, tomé un abatanado (café largo), al que pedí que le echaran un poco de leche, un zumo de naranja MUY natural, y media torrada, lo que son tres tiras alargadas de pan con mantequilla. Precio por persona en octubre de 2018: 5,90 euros.

–> Ubicación: Praca da Figueira 18BLisboa 1100-241, Portugal

 

RESTAURANTE ALPRENDE

En este restaurante, en pleno barrio de Alfama, las risas están aseguradas. Y es que los camareros estarán todo el rato interactuando contigo para que te eches unas risas con ellos. Si quieres comer tranquilo, tal vez no sea tu local ideal. Sus puntos fuertes son la ubicación, los platos con productos locales, y el precio.

Nos salió por unos 16 euros por persona, consumiendo plato abundante y bebida de sobra. Con las grandes cantidades de los platos, no vas a necesitar aperitivo, pero no le digas que no al pan cuando te lo saquen. No te sobrará.

–> Ubicación: 32 Rua Augusto Rosa 34Lisboa 1100-059, Portugal

Plato de salmón en Alprende

Plato de salmón en Alprende

CASA DO ALENTEJO

Uno de sus grandes encantos es que este palacete moro del siglo XVII está escondido en pleno centro, y que nunca lo encontrarás si no conoces su existencia. Tiene bar y restaurante, además de actividades culturales. Nosotros optamos por ir directos al restaurante y alargarnos un poco con el precio y probar una de sus recetas típicas

Precio por persona en octubre de 2018: 22,30 euros. Consumimos un plato más que generoso, que en mi caso fue un arroz con gambas exquisito, además de un buen vino blanco -un Visconde de Borba-, agua para todos y postre. Este último fue, en mi caso, una mousse de chocolate casera buenísima y abundante.

–> Ubicación: Rua das Portas de Santo Antao 58Lisboa 1150-268, Portugal

Casa Alentejo, Lisboa

Casa Alentejo, Lisboa

CASA DAS BIFANAS

Aquí podrás tomar comida casera rápida, en pleno centro y barata. Tiene terraza al aire libre.

Nos salió por unos 8 euros cada uno para una cena sin grandes pretensiones. No te quedarás con hambre, ya que son generosos con los platos. Aquí tuvimos telepatía y todos pedimos una tortilla con mucho queso. También estaba la opción de añadirle además jamón york.

–> Ubicación: Praca da Figueira 7Lisboa 1100-240, Portugal 

 

PIZZERIA ROMA AL TAGLIO

Si andas con prisa y quieres comer o cenar algo ligerito y seguir la marcha, este local de pizza para llevar te da la opción de comer barato en el centro y bien.

A mí me salió por 4 euros una ración de pizza con sardina y mucho queso. Ración abundante y buenísima. Y tiene mérito, porque no me gustan las sardinas y este caso me las comí más que a gusto.

–> Ubicación: Rua da Conceicao 44Lisboa 1100-154, Portugal

Pizzas en Roma al Taglio

Pizzas en Roma al Taglio

BRITISH BAR LISBOA

En este british bar podrás probar Super Bock de varias formas, la marca más genuina de todo Portugal.

Buen ambiente en zona muy céntrica.

Precio de un tercio normal de Super Bock: 2 euros.

–> Ubicación: Rua Bernardino da Costa, 52, Lisboa, 1200-053, Portugal 

 

MIRADOR DAS PORTAS DO SOL

Menos desayunar (abren más tarde de las 9), este espacio en medio de uno de los miradores más conocidos de Lisboa, sirve para cualquier picoteo dulce o salado. El gran encanto de este quiosco circular es que te podrás sentar frente a la barandilla y mirar el sky line de Lisboa y el río Tajo. Nadie tiene control de las mesas y las sillas, por lo que aquí impera el sálvese quien pueda, especialmente en las horas de mayor afluencia de visitantes. El trato del personal es el punto más flojo de este local. 

Justo delante tienes la parada del tranvía 28.

Un wrap con salmón o atún te sale por unos 2’50 euros. Tienen diferentes opciones dulces y saladas económicas y más que aceptables. También tienen pasteis do Belem que no están nada mal.

–> Ubicación: Largo Portas do Sol | Alfama, Lisboa 1100-411, Portugal

¡Se aceptan nuevas aportaciones!

En el mirador das Portas do Sol

En el mirador das Portas do Sol

2 Me gusta