Fin de semana en Burgos vol. 1

Fin de semana en Burgos vol. 1

0
Compartir
El Espolón de Burgos en invierno
El Espolón de Burgos en invierno
Follow Escritora Viajera on WordPress.com

Hace poco, cuando estaba preparando temas sobre viajes con María Molina, de Radio Castellón – Cadena SER, para su programa de fin de semana, A vivir, que son dos días, me di cuenta de que en este blog aún no me había parado a hacer un plan completo para un fin de semana en Burgos.

Así que, después de años colgando fotos aquí y en las redes sobre mi ciudad, en esta entrada te cuento cómo te puedes organizar un par de días por aquí y que te cunda de verdad.

Te voy a pasar tres entradas, de las que esta será la primera, en las que te daré ideas para que no pierdas detalle. En esta primera vamos a centrarnos en qué cosas NO te puede perder del centro histórico de la ciudad del Cid Campeador.

EL ARCO DE SANTA MARÍA

Burgos tiene dos nombres unidos a la ciudad per secula seculorum: el Cid y la catedral. Pero detrás de estos dos fuertes reclamos hay una serie interminable de tesoros urbanísticos en una ciudad que nunca pierde ese aire medieval. Uno de ellos es el Arco de Santa María, que da acceso a la plaza de la catedral con una solemnidad difícil de superar.

Desde donde mejor podrás ver esta pieza arquitectónica es desde el Paseo del Espolón – que se puede ver en la portada de esta entrada -, o desde el Puente de Santa María, que descansa sobre el río Arlanzón. Te aconsejo que, antes de cruzarlo, mires hacia arriba. Verás pinturas originales restauradas que le dan un encanto especial. También podrás acceder, a través de unas escaleras de origen medieval situadas a la derecha, a la sala de exposiciones que se encuentra en su interior.

Paseo del Espolón, Burgos
Paseo del Espolón, Burgos

Tampoco dejes de pasear por este paseo, que se encuentra plagado de árboles plataneros y que da la oportunidad de pasar un rato agradable en alguna de sus cafeterías de toda la vida mientras ves a la gente pasar. El Espolón también ofrece espectaculares vistas sobre el río, rodeado de un verde especial. No en vano, nos encontramos en una de las ciudades más verdes de Europa.

Sin alejarnos mucho de esta zona, una vez hayamos visitado la imponente catedral, si nos acercamos a la parte trasera y paralela, estaremos accediendo a la zona de Las Llanas, que es puro casco antiguo, hoy en día aprovechado como zona de ocio. Si estas buscando hoteles en Burgos y quieres respirar la esencia de la ciudad, aquí podrás encontrar buenas ofertas, pero deberás tener en cuenta que no es una zona donde se pueda mover el coche fácilmente, y que por la noche, durante el fin de semana, se llena de gente joven tomándose un cachi o lo que se tercie.

Otra de las piezas arquitectónicas de esta ciudad, que siempre me ha encantado, es la Casa del Cordón, en la calle Santander, donde Isabel la Católica acabó dando forma a su pacto con Cristóbal Colón para poder hacerse a la mar en busca de las Indias. Hoy en día, además de ser una sede bancaria, el edificio se aprovecha para actos culturales o musicales que valen realmente la pena.

Muy cerca, volviendo hacia el Arlanzón, en la plaza del Mío Cid, podrás ver cómo se alza majestosa la figura dedicada a este personaje histórico, sobre su caballo Babieca y empuñando la espada Tizona. Al encontrarse en el centro de una plaza donde circula el tráfico, podrás hacerle buenas fotos desde todos los ángulos.

Para no dejarnos en el tintero qué ver en Burgos en una visita rápida, sin dejarnos muchas cosas, no podemos olvidarnos de subir al Castillo, con más de 1.200 años de Historia, y desde donde podrás acceder a unas vistas espectaculares de la ciudad.

En las próximas entradas te hablaré sobre locales con buena gastronomía y otros emplazamientos ubicados en zonas más exteriores que no te puedes perder.

Me puedes escuchar hablando de Burgos en A vivir, que son dos días aquí abajo:

Related posts:

No hay comentarios

Dejar una respuesta


1 + 4 =