Y llega ya ESE momento del año. Cuando empiezan a saltarte avisos por Facebook, Twitter, Instagram y demás redes mundiales de que vuelve otra vez el show. Algunos han asomado ya el hocico, como el SanSan de Benicàssim de la pasada Semana Santa, mientras otros andan anunciando sus últimas incorporaciones. Así que toca ir haciendo el listado de este año.

Como siempre, te planteo opciones light, con precios asequibles y grupos indie o brit pop. Además, siempre me decanto por los que están en un emplazamiento atractivo y que permiten aprovechar la salida y hacer un poco de turismo festivalero. No me convence el plan de festival-hotel-festival. Ya que me muevo, aprovecho para ir a las primeras actuaciones, a primera hora de la tarde, y tampoco me quedo hasta última hora, así que cuando veo que el ambiente empieza a degenerar, me retiro y así aprovecho la mañana siguiente para disfrutar del emplazamiento.

Así que te paso 10 propuestas para este año, para las que me he basado en precios low cost, música light y entorno interesante para visitar:

 Interestelar Sevilla (18 y 19 de mayo). Empezamos el TOP TEN con esta propuesta de primavera en Sevilla en el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, en plena Isla de la Cartuja, en medio del río Guadalquivir, donde podrás llegar cómodamente a pie o en autobús desde el centro de la ciudad.

Es una oferta interesante porque, además de disfrutar de esta preciosidad de ciudad, desde más o menos los 40 euros, podrás asistir los dos días y disfrutar de grupos como Lori Meyers, Carlos Sadness, Coque Malla, Dorian o La Casa Azul. Además, al no ser temporada alta, podrás reservar alojamiento a un precio razonable, sobre todo si reservas al menos con 2 ó 3 meses de antelación.

 Festival Tomavistas 2018 (25 y 26 de mayo). Porque Madrid siempre es una buena opción para la primavera. Se celebra en el Parque Enrique Tierno Galván, uno de los de mayor superficie de la ciudad y rodeado de naturaleza.

Aún no he asistido, por lo que no te puedo dar información de primera mano, pero me consta que, dentro del estilo indie y brit-pop, es una magnífica opción para esta temporada del año. Tiene fácil acceso desde la estación de Cercanías Méndez Alvaro y desde Arganzuela-Planetario en metro, además de unos precios que, a un mes de celebrarse, no superan los 80 euros para los dos días y en zona general.

Podrás ver desde a La Casa Azul hasta Los Planetas, Roosevelt y El columpio asesino.

 Festival de Les Arts (8 y 9 de junio). Desde su primera edición, hace ya tres años, este festival me encantó porque ofrecía lo que siempre estuve buscando: festival urbanita, con un precio aceptable, mi música favorita y bajo mi puente favorito.

Los horarios también son una opción acertada, ya que no cierra al amanecer, pero comienza a primera hora de la tarde, lo que te permite ir tomando terreno y disfrutar desde la tarde de su alternativa cultural y de sus food trucks.

Desde unos 60 euros los dos dias, puedes ver a Crystal Fighters, Lori Meyers o Mando Diao por la tarde-noche, y durante el día disfrutar de las diferentes zonas bonitas de la ciudad: desde el barrio del Carmen, hasta el de Ruzafa o el puerto.

Benidorm durante el Low Festival de 2017 - FOTO de @escritoraviajer

Benidorm durante el Low Festival de 2017 – FOTO de @escritoraviajera

 Festival de Jazz de Peñíscola (durante el mes de julio). Este año este festival cumple 15 años, por lo que es esperable que se presente alguna sorpresa de cartel.

Lo más atractivo, además de la calidad de sus actuaciones a precios accesibles, son las actividades gratuitas que ofrecen por toda la ciudad durante los días del festival, que acogen desde buenas actuaciones de este estilo musical hasta exposiciones y master classes.

Para completar estos días en la Ciudad del Papa Luna, te doy algunas ideas en esta otra entrada.

 Iboga Summer Festival (del 25 al 29 de julio). Cuando asistí al Iboga, hace un par de años, aún no había alcanzado los niveles de popularidad de los que goza ahora, pero me consta que no ha perdido su esencia.

El Iboga Summer Festival tiene un algo de Rototom Sunsplash, por su aire alternativo y jamaicano, pero más ligero en cuanto a actividades paralelas, ya que no acoge charlas políticas ni nada relacionado con movimientos que no sean musicales.

Aquí verás a los mejores grupos de la Europa del Este, junto con otras opciones fuera de lo comercial, como la africana Fatoumata Diawara o los chicos de Swingrowers.

Cinco intensos días para disfrutar a pie de playa en la localidad valenciana de Tavernes de la Valldigna.

Desde unos 40 euros.

 Low Festival (del 27 al 29 de julio). Ya lo dice su propio nombre, y es que comenzó hace diez años (2018), como contraoferta de otros festivales cuyos pases comenzaban a ser más elevados, pero sin decaer en la calidad del cartel.

¿Su ubicación? Benidorm, el estigma turístico de nuestro país para la temporada de verano. No es mi destino favorito, pero si te decides a tiempo, llegarás a reservar habitación en algún hotel apartado del centro, con piscina y con unos días de desconexión del mundanal ruido.

Yo he estado en dos ocasiones, la primera con esta opción que te comento y la segunda alojándome en un pequeño hotel del centro. Y, sin lugar a dudas, me quedo con la primera opción. En la segunda sufrí los mil males para conseguir aparcar el coche a una distancia aceptable del hotel, llegando a un sitio en el que sólo veía el asfalto viejuno de la ciudad cuando sacaba la cabeza por la terraza.

Para ser justa, lo mejor fue el ambiente festivo y de buen rollo que había por las calles del centro en cuanto salíamos del hotel, además del trato exquisito del personal.

Este año van grupos como Biffy Clyro, León Benavente, Chemical Brothers o Iván Ferreiro.

El recinto no es de mis favoritos, pero está limpio y te puedes mover fácilmente de una zona a otra. A día de hoy lo tienes desde 67 euros los tres días.

Benidorm en verano, sol y festivales

Benidorm en verano, sol y festivales

 Santander Music (2, 3 y 4 de agosto). No hay nada como subir al norte de España a disfrutar de tu música favorita en pleno verano, sin aglomeraciones y sin calores. El Santander te ofrece esto en una de las ciudades más bonitas de nuestro Cantábrico, con grupos como Izal, Viva Suecia o Modelo de respuesta polar, por un precio que a día de hoy está a partir de los 55 euros, sin camping, los tres días.

 Arenal Sound (del 31 de julio al 5 de agosto). El concepto de este festival es el de vacaciones en la playa acompañadas de música, con los colegas y a un precio asequible. Pero en realidad el Arenal Sound de Burriana, en la provincia de Castellón, siempre ha tenido algo más que no siempre se ha sabido transmitir.

He ido a casi todas sus ediciones y puedo asegurarte que vale la pena acercarse a primera hora de la tarde, cuando aún aprieta el calor, para disfrutar de buena música sin agobios. Por la noche siempre hay sorpresas de cartel con grupos internacionales, generalmente británicos.

Del plan adicional de música electrónica hasta el amanecer siempre me he mantenido aparte.

Aprovecha estos días para inspeccionar la zona y turistear un poco. Te aseguro que valdrá la pena.

 Sonorama Ribera 2018 (del 8 al 12 de agosto). El Sonorama, en Aranda de Duero (provincia de Burgos), es perfecto si estás harto del calor del verano y te apetece buena música española, con Ribera del Duero y gastronomía castellana.

Ten en cuenta que por las noches te refrescará bastante, por lo que, si eres friolero, te aconsejo que no te quedes en el camping y que te estires un poco más reservando habitación en alguno de los alojamientos de la ciudad.

Este año podrás disfrutar de Liam Gallagher, Bunbury, Dorian o Sidecars, desde 65 euros abono + camping.

 DCODE (8 de septiembre). Y acabamos la ruta TOP TEN en Madrid, donde la Complutense acoge un festival realmente interesante, al que aún no he hincado el diente, y no por falta de ganas.

El DCODE se ha convertido en la última gran ocasión del verano de disfrutar de una buena oferta festivalera, que además no te saturará porque sólo dura un sábado.

Este año, a falta de sus acostumbradas sorpresas de última hora, tendremos a Bastille, Izal o The Vaccines, desde unos 70 euros.

Y acabo con dos opciones alternativas por si te han quedado ganas de más:

 Festival de Yoga Playa de Castellón (20, 21 y 22 de julio). Este festival tiene lugar desde hace cinco años en la que para mí es la playa más bonita de Castellón de la Plana, la del Pinar, donde cada año se reúne más gente.

¿El secreto? La constancia de Ángela, su artífice, ha acabado haciendo realidad una oferta de yoga gratuita, con actividades de calidad para toda la familia y un entorno más que agradable, con unas instalaciones muy cuidadas.

No es un festival de música, pero cumple todos los requisitos para ser perfecto: a orillas del mar, en pleno verano, con entrada gratuita, mercadillo especializado y relax absoluto con yoga para todos. No te hará falta irte a Bali para disfrutar de tu relajación en un entorno turístico aún por descubrir, como es la provincia de Castellón.

 Festival de Jazz de San Sebastián. Lo sé. No es una opción barata, pero si quieres darte un capricho, con calidades insuperables y en una de las ciudades más bonitas de España, con una calidad musical a nivel internacional, tal vez te interese esta opción. Hoy por hoy es el mejor festival de jazz de España y uno de los mejores de Europa.

El Ayuntamiento propone todos los años packs de hotel + entrada para que el precio no suba de manera excesiva. Aquí puedes ver el programa de este año.

Nos vemos por el camino,

@escritoraviajera

Terraza en Madrid durante el verano de 2017 - FOTO de @escritoraviajera

Terraza en Madrid durante el verano de 2017 – FOTO de @escritoraviajera

Loading Likes...