Uno de los sitios que más me han conquistado este invierno ha sido el Café de Angélica, una opción para tomar café de una manera diferente


Si hay una ciudad española repleta de opciones gastronómicas para todos los gustos, esa es Madrid. Busques lo que busques, lo encontrarás aquí, con todos los precios, estilos y nacionalidades que te puedas imaginar.

Uno de los sitios que más me han conquistado este invierno ha sido el Café de Angélica, una opción para tomar café de una manera diferente, donde verás (y olerás) cómo tuestan café de diferentes tipos, y donde podrás comprar desde especies cafeteras de lo más raro hasta hasta los tés más curiosos.

Café Angelica en Madrid - FOTO de @escritoraviajera

Café Angelica en Madrid – FOTO de @escritoraviajera

EL LOCAL

Cuando llegas al local, ubicado en la calle de San Bernardo, lo primero que te atrapa es lo pequeña que es la estancia. Sólo hay espacio para dos mesas pequeñas, una a cada lado de la puerta, la barra justo frente a la entrada, y una estantería con diferentes productos a la venta. También hay varios taburetes altos para que no te quedes de pie.

Nosotras tuvimos suerte y en seguida pudimos sentarnos en la mesa que ves en esta misma fotografía y disfrutar con calma de nuestros cafés, a un precio totalmente razonable. La especialidad que tomamos ese día era justo la que acababan de moler.

Mientras, el vaho acabó creando una atmósfera de esas que te atrapan, con gente y coches pasando al otro lado del cristal, y sin que tuviéramos mucha prisa por volver a la realidad.

Completan todo esto con un proyecto social en Cameroon que puedes ver aquí.

¿También has estado en este café? ¿Conoces otros sitios con este encanto en Madrid? Nos lo puedes contar abajo en COMENTARIOS.

Nos vemos por el camino,

@escritoraviajera

Café Angelica en Madrid - FOTO de @escritoraviajera

Café Angelica en Madrid – FOTO de @escritoraviajera

Loading Likes...