En este local, fundado en 2017, tienes la opción de disfrutar, a partir de 35 euros, de más de tres horas de fados y gastronomía portuguesa


Después de mis numerosas visitas a Portugal durante los últimos años, tenía pendiente asistir a un espectáculo de fado por la noche. Sí. Imperdonable. Pero a veces no se cruzan los astros. Así que, cuando me lo propusieron en mi última visita a Oporto, en julio de 2018, no dejé pasar la ocasión.

La sugerencia nos la hizo un portugués que está actualmente en España, por lo que nos dejamos orientar por él.

UBICACIÓN Y RESERVA

Uno de los primeros puntos que me convenció es que el local se encuentra céntrico, muy cerca de la iglesia de los Clérigos, con lo que está rodeado de buen ambiente. Cuando te acercas, desde fuera, ves un edificio antiguo rehabilitado, lo que le da un aspecto muy portugués. Así que, aunque es muy nuevo – fue inaugurado en marzo de 2017 -, no deja de tener cierto aspecto añejo que me encantó.

Una vez entras – a ser posible, con reserva previa -, te conducen a tu mesa, donde tienes que mentalizarte de que vas a pasar sentado las próximas tres o cuatro horas. El local es alargado y el espectáculo se encuentra en una parte visible desde todas las mesas, por lo que, te sientes donde te sientes, vas a poder disfrutar bien de los cantes.

El plan funciona así: llegas un rato antes, te sacan el primer entrante, apagan las luces y te ofrecen los primeros fados, reencienden las luces y va el primer plato, lo degustas y llega el segundo cantar… Y así hasta seis veces, cuando finalizan cena y espectáculo. Nosotros entramos sobre las 20.30 horas y salimos casi a la 1 de la madrugada. Y no, no se nos hizo largo.

CALIDADES

Como mera aficionada, no sabría identificar las calidades canónicas de cómo debe ser un fado auténtico, pero en este caso puedo asegurar que me conquistaron. Tal vez fue el ambiente tan agradable entre personal y comensales, o las ganas que tenía de vivir algo así, mezcladas con el buen tinto que nos bebimos, pero yo percibí un sentimiento hondo como el que siempre supuse en esta música tradicional.

También me conquistó el camarero que, entre plato y plato, tocaba además la guitarra; ese mismo camarero acercándose a mi mesa para cantarme una bella estrofa mientras me miraba a los ojos; la pareja de avanzada edad cogiéndose las manos durante cada canción; y todos aplaudiendo con pasión cada melodía.

MI OPINIÓN

Con respecto a la gastronomía del lugar, en TripAdvisor puedes encontrar todo tipo de opiniones, aunque su calificación global es buena. Para mí, personalmente, la comida es excesiva, pero eso queda a gusto de cada cual.

Lo que más forzado me pareció fue que, si consumías a partir de 35 euros, en ese precio se te incluía el precio del espectáculo. Si no haces así el pago, tienes que abonar el espectáculo aparte, y al final no te sale a cuenta, porque los platos no eran baratos. Nosotros optamos por pedir de modo que la suma nos saliera por esos 35 a cada uno, que al final fueron casi 40 euros por persona.

Así que, aunque siempre intento viajar con presupuestos ajustados, también trato de regalarme una comida o una cena de este tipo, para quedarme con la buena cocina del lugar, y, en este caso, fue esta mi opción.

Con toda esta información… ¿Repetiría local? Sin duda, SÍ.

¿Conoces algún otro local de fados en Oporto o en Lisboa que valga la pena? Abajo en COMENTARIOS nos lo puedes contar.


TIPS:

Puntos fuertes: El ambiente tan íntimo que consiguen crear a o largo de toda la cena-espectáculo, y el camarero que, entre fado y fado, te trae el siguiente plato.

A mejorar: Sería estupendo que ofrecieran la opción de quedarse en barra o consumir algo más ligero, y poder disfrutar igualmente del espectáculo de fado, que es a lo que va el 99% de la gente.

Web oficialrealfado.pt

UbicaciónRua Dr. Barbosa de Castro, 58, Porto 4050-090, Portugal

Loading Likes...