La Cuba europea

lisboa_pessoa_7

Eso es para mí Lisboa. Y, entonces, al pensarlo muy seriamente, llego a la conclusión de que no me dejé visitar por ella. Me perdí los fados a la luz de la noche. Y eso, tienes que reconocerlo, es imperdonable. 

Así que, antes de encender las luces de estas estrellas, dejo escrito más abajo un objetivo plausible. Por si quiere acompañarnos al despertar.

Objetivo de la noche: Volver a desembarcar en calles lisboetas las ilusiones que me gritan que vuelva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recomendaciones y
descuentos

Comparto contigo las empresas con las que yo me muevo para que puedas conocer sus programas de viaje y te puedas beneficiar de sus descuentos. Si accedes desde mi web a mí me corresponde un porcentaje que me ayuda a seguir adelante con este proyecto.

¿Sigues
leyendo?

Aquí abajo tienes más posts para seguir viajando conmigo o conocer todo lo que he aprendido estos años sobre el marketing turístico en España y Portugal.

Tienda de cerámica en el barrio Alto

Capítulo 17: Ruta literaria por Lisboa

Las crónicas cuentan que fue la única ciudad europea en la que podían convivir judíos y refugiados que huían de los nazis con miembros de la realeza como Carol II de Rumania o los duques de Windsor