Los pocos hoteles que encontrarás para dormir en Tabarca están totalmente integrados dentro del urbanismo de la isla, con casas de toda la vida adaptadas para el visitante


Llevaba mucho tiempo queriendo moverme a la isla de Tabarca. Como te contaba en este post, al final se ha convertido en mi primera salida completamente sola, y hoy puedo decir que repetiría sin ninguna duda.

Hace unos años, esta isla sólo disponía de un hotel para pasar la noche, con lo que era realmente complicado conseguir alojarse sin reservar con un mínimo de antelación. Con el tiempo, el turismo ha crecido, y con él los alojamientos. Se trata de casas típicas de la zona, adaptadas y con todos los servicios. No estamos hablando de una opción barata, por lo que te sugiero que reserves con toda la antelación posible, por si puedes conseguir alguna rebaja.

Por si te interesa, te paso mi enlace para reservar con 15 euros de regalo al completar la estancia. Es de Booking y te sirve para cualquier reserva que hagas.

CASA LA TRANCADA 

Actualmente, Tabarca tiene unos cinco hoteles donde reservar habitación. Yo, como casi siempre que voy por libre, busqué en Booking y me decanté por el hotel que me pareció más rural, el de la Trancada. Se trata de una antigua casa de pescadores, con mucho aire valenciano, construida en piedra en el siglo XVIII.

Lo abrieron en 2002 y actualmente lo lleva una familia de Tabarca de toda la vida, que también tiene otros locales en el mismo pueblo. Cuando te cuentan algún detalle se les nota su gran cariño a la isla, y me imagino que esto tiene mucho que ver con el trato tan agradable y familiar que ofrecen.

Un punto favorable es que se quedan con tus bolsas para que aproveches el día sin cargar con ellas, ya que las salidas y llegadas de los barcos son a horas concretas, y puede ser un agobio cargar por las playas hasta que te den tu habitación, o hasta que acabes de aprovechar tu día de regreso.

puerto-tabarca

En las horas punta el puerto de Tabarca se llena de gente entrando y saliendo de la isla

LA HABITACIÓN

Cuando llegué para alojarme, esperaba que me dieran una habitación dentro de la casa que había visto en las fotos. Mi sorpresa fue cuando me dirigieron a otro edificio, ubicado en la calle trasera. Cierto es que las vistas daban directamente al mar y a la iglesia del pueblo, con lo que también tenía su encanto y durante el día era más tranquila.

Esta pequeña decepción se me pasó al ver la habitación, en la que toda la decoración estaba cuidada con mucho mimo. Tenía un aire mediterráneo que me encantó.

Además, la cama era enorme, muy muy cómoda, y el baño tenía un aire valenciano con réplicas de baldosas en la pared. Tuvieron el detalle de colocar secador, jabón, cepillos de dientes y dentífrico. ¿El broche de oro? Que todo estaba impoluto.

DESAYUNO EXCEPCIONAL

Como te contaba en el anterior post, la gran sorpresa de este hotel fue el desayuno. La verdad es que no me esperaba tanto mimo para empezar el día. Según me contó una de las dos chicas, la propietaria va todas las mañanas a abastecer la casa de productos naturales para elaborarlo.

Al llegar al salón, en la casa principal, te espera tu mesa preparada con un surtido muy cuidado:

Tres quesos diferentes con un punto de mermelada.

Yogur natural.

Zumo con sandía (y creo recordar que otros ingredientes naturales como pepino).

Cereales.

Café con leche, o lo que gustes. También puede ser café solo o infusión.

Dos tipos diferentes de bizcocho.

Una rebanada de pan, que puede ser con jamón serrano y tomate natural o sólo con aceite. Te preparan la tostada como tú la prefieras.

Si con todo esto, aún no te he convencido, en la siguiente entrada te cuento por qué vale la pena quedarse al menos una noche. Y es que las veladas en Tabarca son de lo mejor de la isla. La gente saca sus sillas y se sienta a la fresca, como en cualquier pueblo valenciano de toda la vida. No hay barullo. No hay agobio. Desaparece el turismo y llega al fin la Tabarca más auténtica.


TIPS:

Puntos fuertes: El estupendo desayuno y el ambiente auténtico de toda la casa. El trato al cliente.

A mejorar: La nevera hacía un ruido algo molesto por la noche. También habría preferido alojarme en la casa principal, no en la casa trasera.

Precios y forma de pago: Yo reservé con Booking, pero en todos los sitios los precios rondan entre los 80 y los 150 euros, dependiendo del número de alojados por habitación y la temporada del año. El pago se lo cobraron unos días antes de la tarjeta con la que hice la reserva.

Web oficial: https://latrancadahotel.com-alicante.com/

Ahí van algunas fotos de mi habitación y del desayuno del hotel. 👇

Loading Likes...